Proverbios

Uno de mis libros favoritos es el libro de Proverbios, este libro fue escrito para enseñarnos a vivir una vida disciplinada y ayudarnos a recibir el consejo de prudencia (Cap. 1: 2-3). También este libro se enfoca en la aplicación de los principios morales que producen una vida piadosa agradable a Dios. Salomón cubre todas las áreas de nuestra vida, desde los consejos a los hijos (Cap. 1:8) hasta consejos a los ancianos (Cap. 20:29). Lamentablemente vivimos en una sociedad que ha puesto a un lado los principios Bíblicos y los valores morales establecidos por Dios, para vivir una vida desenfrenada por los deseos carnales, mundanos y lejos de lo establecido por nuestro creador.

Como, por ejemplo, a los hijos se le llama a oír la instrucción de sus padres, pero hoy vivimos en una sociedad que sigue más las instrucciones de las redes sociales y los ejemplos de los artistas y deportistas que a las mismas palabras de nuestro Dios. Hoy vivimos en una sociedad en la cual aún los padres y aun abuelos no le dan el lugar que la palabra de Dios se merece. Y si los encargados de la nueva generación han echado los proverbios a un lado, que podremos esperar de ellos. Es tiempo de tomar una decisión de salvar esta generación de las manos de satanás.

Dios le ha dado el poder a su iglesia, la que fue lavada con su sangre y que obedece a su palabra para que en el nombre de Jesús rescatemos a nuestros hijos del engaño del maligno. Debemos saturar a nuestros hijos con la palabra de Dios, usando los medios posibles para alcanzarlos. ¿Cuándo fue la última vez que le envió un verso bíblico por mensaje de texto a sus hijos? Ha pensado en eso. Si nuestros niños y jóvenes pasan más tiempo en el Teléfono que alguna otra cosa porque no utilizar ese mismo medio para hacerles llegar estos proverbios y hacerles meditar en la palabra de Dios.

Los proverbios nos exhortan a NO olvidarnos de la ley de Jehová (Cap. 3). ¿Para qué? Para que nuestros días se alarguen, y vivamos una vida llena de paz, misericordia y verdad en lo profundo de nuestros corazones. En un mundo lleno de incertidumbre donde no sabemos qué sucederá mañana, la paz de Dios reina en los corazones que aman a Dios y obedecen sus estatutos.

Este libro tiene tanto que podríamos pasar todos los días leyéndolo y nunca terminaríamos de descubrir los tesoros y las enseñanzas escondidas que se encuentran en los Proverbios.

En este nuevo año le invito a sacar tiempo para leer y estudiar este libro y compartirlo con su familia y sus amigos. La televisión, las redes sociales, el internet están tomando el papel que nos corresponde a nosotros los padres y a los abuelos, y si no tomamos acción en este asunto tan importante y nos envolvemos en la educación de nuestra familia, los tiempos que nos esperan serán días de oscuridad moral y espiritual.
Dios les bendiga grandemente y nos ayude a cumplir con el llamado divino.
Min. Alex Figueroa, Pastor Asociado – ICM El Tabernáculo.

http://https://youtu.be/aLyt24dmkNo?list=RDaLyt24dmkNo