EN TIEMPOS FINALES, LA NECESIDAD DE DISCERNIR ES VITAL


Levítico 10:10 “para poder discernir entre lo santo y lo profano, y entre lo inmundo y lo limpio”. La Iglesia que anhela la pronta venida de Cristo y ser llevada por El, comprende que sin santidad no lo vera, por lo cual le es imprescindible saber discernir entre lo santo y lo profano y entre lo inmundo y lo limpio.
Es importante que el creyente desee el discernimiento que Dios le ha provisto por medio del Espíritu y así vivir en Su verdad preciosa. Sin él, vivimos en peligro de ser engañados y alejados de Dios y Su Palabra y “para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,” Efesios 4:14
Debemos comprender que nuestra vida debe estar en total obediencia a la Palabra de Dios y viviendo el Evangelio completo. Vivimos un tiempo donde se ha incrementado los espíritus engañadores y las doctrinas de demonios, “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; 1 Timoteo 4:1.
Son muchos los aspectos donde nos urge discernir para reconocer lo que es Dios y lo que es del enemigo, veamos algunos, Mientras que algunos niegan y dudan de la venida de Cristo, en nosotros debe de acrecentarse el anhelo y esperanza de su venida, preparados para recibirlo y ser levantados por El. Todo indica que Cristo viene pronto, aun cuando solo es potestad del Padre el decidir el día y la hora. Hechos 1:6-7
Debemos reconocer la verdad, del engaño del enemigo en cuanto a las señales, en Mateo 24:4 el Señor nos indica como primera señal “mirad que nadie os engañe”, el apóstol Pablo también nos advierte en Colosenses 2:8 “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo”. El hecho de que muchos sean los engañados nos indica que son pocos los que seguirán y vivirán en la verdad. Así mismo debemos conocer más de Cristo, porque se presentaran muchos falsos cris tos (Cristo significa ungido) diciendo: Yo soy el Cristo y a muchos engañaran .
Por ello es que vemos hoy, la gran cantidad de falsas unciones que imparten los falsos ministros, sirviendo a su amo el enemigo de las almas. . Pronto los hijos del diablo harán aparecer en el cielo, en las nubes y en muchos lugares imágenes de Cristo, para confundir aun a los escogidos y llevarlos a la perdición. La actividad angelical se intensificará como sucedió durante los tiempos de Lot siendo este rescatado antes de que Sodoma y Gomorra sufra juicio divino, y también fue hermosa la presencia angelical con la primera venida de nuestro Señor, pero debemos discernir porque los ángeles caídos, demonios de Satanaz pretenderán imitar para confundir, pervertir y engañar cuando estemos muy cercanos y durante el rapto de la Iglesia.
Debemos distinguir La Paz del Señor, de la llamada “paz y seguridad ” del enemigo que traerá destrucción repentina. La III guerra mundial es una realidad en camino, como también lo es el colapso de la economía y finanzas internacionales.
Debemos por lo tanto ejercitar el discernimiento que es un don que el Espíritu nos provee “Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho” 1 Corintios 12:7 , y en este caso “el discernimiento de espíritus” 1 Corintios 12:10. La abundancia hoy, de falsos ministros: profetas, evangelistas, maestros, apostoles, pastores, y tantos predicadores del engaño, nos exige “Examinadlo todo; retened lo bueno. Absteneos de toda especie de mal” 1 Tesalonicenses 5:21-22.
En estos tiempos finales son muchas las iglesias que se declaran de Cristo y no lo son, ella son iglesias apóstatas y mundanas, por lo cual es vital examinarlo TODO, a la luz de la Palabra de Dios, con el don de discernimiento y guiados en todo por el Espíritu Santo. Oremos sin cesar. Sin santidad integral, nadie vera al Señor.
Su hermano, Min. Rafael J. Arroyo I.C.M. El Tabernáculo